- - 942 314 297 - 942 378 431 - - Juan de Herrera 20, 1B

Cirugía de colocación de prótesis peneana

¿Qué es una prótesis de pene?

Las prótesis de pene son unos dispositivos que se implantan quirúrgicamente en los cuerpos cavernosos del pene en caso de disfunción eréctil severa.

¿En qué casos están indicadas las prótesis de pene?

La opción del implante quirúrgico de una prótesis de pene está reservada para aquellos pacientes que no han respondido al tratamiento oral con IPDE-5 ni a las inyecciones intracavernosas.

Podría estar también indicado su uso en aquellos pacientes que tengan contraindicada la administración de fármacos orales y de inyecciones intracavernosas. Pacientes que hayan probado ambas terapias, IPDE-5 e inyecciones, y no estén satisfechos con los resultados y deseen una solución definitiva para su problema, también pueden ser candidatos al implante de una prótesis de pene.

¿Cómo funciona una prótesis de pene?

Existen principalmente dos tipos de prótesis peneanas: maleables y con mecanismo hidráulico.

Las prótesis maleables consisten en dos cilindros semirrígidos de silicona que se insertan quirúrgicamente en el interior de ambos cuerpos cavernosos del pene. Estos se pueden situar hacia arriba durante la actividad sexual. Con este tipo de implante, el pene siempre está semirrígido y ello puede suponer una incomodidad física y estética.

Las prótesis hidráulicas son dispositivos que funcionan gracias a un líquido situado en su interior. Consisten en dos cilindros que se sitúan en el interior de ambos cuerpos cavernosos del pene, conectados a una bomba de activación-desactivación ubicada en el interior del escroto y a un reservorio del líquido, situado en el interior de la cavidad abdominal. Cuando activamos el dispositivo accionando varias veces la bomba, el líquido del reservorio abdominal pasa a rellenar los cilindros del pene produciendo una erección. Tras su utilización, la bomba sirve nuevamente para devolver el líquido de los cilindros al reservorio (Fig. 1).

Fig. 1: Prótesis hidráulica de pene.

Es necesaria la cirugía para el implante de cualquier tipo de prótesis peneana. Ambas prótesis quedan situadas por completo en el interior del cuerpo. Está más extendida la utilización de las hidráulicas porque resultan más naturales. Para casos complicados son más adecuadas las maleables. Su urólogo le ayudará a elegir qué tipo de prótesis es la más adecuada para usted.

¿Qué preparación requiere el procedimiento?

Su médico le informará en detalle de cómo prepararse para la cirugía. No debe comer, beber ni fumar las 6 horas antes como preparación para la anestesia. Si usted toma medicación habitual, consulte con su médico. Puede que tenga que suspender algún tratamiento incluso varios días antes de la intervención.

¿Cómo se realiza la cirugía del implante de una prótesis de pene?

La cirugía para el implante de una prótesis de pene, se puede hacer con anestesia general o espinal. También es preciso poner una sonda vesical, que se suele retirar el día después de la cirugía. Ya una vez bajo los efectos de la anestesia, su urólogo realizará una pequeña incisión justo por encima del pene o entre el pene y los testículos. La incisión expone los cuerpos cavernosos y el urólogo tras medirlos, realizará el implante de la prótesis con la medida adecuada.

Una vez que los cilindros están situados, el reservorio se coloca detrás de la pared abdominal, y la bomba queda emplazada en el escroto, entre ambos testículos para que quede disimulada.

Finalmente, se conectan todos los componentes de la prótesis y se sutura la incisión de la piel. Se cura la herida y se pone un apósito compresivo. La mayoría de urólogos suelen dejar activada la prótesis durante las primeras 24 horas. Algunos optan por dejar un drenaje que se retira al día siguiente.

¿Cuándo podré volver a hacer una vida normal?

Generalmente el alta médica se da al día siguiente de la cirugía, tras retirar su médico el vendaje compresivo y desactivar la prótesis. Es normal que tenga molestias, dolor o que se inflamen el pene y escroto durante los primeros días tras la cirugía e incluso prolongarse hasta semanas después. El dolor y la inflamación se pueden tratar con analgésicos y antiinflamatorios habituales e incluso con frío local. Es normal también, que los 2-3 primeros días tras la cirugía, la herida pueda drenar un poco. Normalmente no precisa tratamiento y para solo.

Durante 4-6 semanas tras la cirugía:

  • No levante objetos pesados de más de 5 kilogramos
  • No realice ejercicio intenso y evite montar en bici
  • No tome baños termales ni vaya a la sauna
  • Confirme toda la medicación que debe tomar con su médico

Su médico le dará una cita para activar la prótesis por primera vez. Esto se suele hacer a las 4-6 semanas tras el procedimiento, cuando el dolor y la inflamación han remitido. Después de esta cita ya podrá empezar a tener actividad sexual.

Contacte con su urólogo en caso de:

  • La inflamación es severa o no mejora
  • Si la herida está drenando bastante y a diario
  • El dolor va a más o no mejora nada
  • Si nota que aumenta el enrojecimiento o la tumefacción alrededor de la herida
  • Si tiene fiebre

 

VENTAJAS INCOVENIENTES
  • Baja tasa de fallo del mecanismo
  • Posibilidad de activar la prótesis sin que se note
  • Fácil de disimular
  • Ningún riesgo de priapismo
  • Nivel más alto de resultados en tratamiento de la DE de todos los tratamientos existentes
  • Nivel más alto de satisfacción de los pacientes de todos los tratamientos para DE, si los pacientes y sus parejas son informados correctamente sobre resultados y expectativas
  • La cirugía supone un procedimiento definitivo
  • En caso de retirar la prótesis, no hay opción ninguna de recuperar la función eréctil
  • Bajo riesgo de infección
  • Bajo riesgo de fallo del dispositivo. Generalmente las prótesis hidráulicas duran 10-15 años. Existe la posibilidad de recambiarla en caso de que falle el dispositivo
  • Riesgo muy bajo de sangrado incontrolable tras la cirugía, que precise una reintervenció.
  • Riesgo muy bajo de formación de una cicatriz
  • Riesgo muy bajo de erosión que requiera retirar el dispositivo
  • El glande no crece en la erección
  • Las prótesis de pene no aumentan el tamaño del pene ni corrigen la pérdida previa de longitud debida a prostatectomía radical, radiación, edad, obesidad, o DE de larga evolución
Author Info

Admin

entrando en esta web acepta las condiciones de uso y el uso de cookies mas información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar